El estanco vende, a pesar del COVID-19

Esta es la primera conclusión que puede extraerse del último informe del Comisionado para el Mercado de Tabacos (CMT). El informe de Mercado correspondiente a diciembre 2020 señala que se han producido caídas en algunos segmentos si se comparan con los datos de 2019, pero han aumentado sustancialmente en otros. En cualquier caso, la cifra media está muy lejos de las caídas registradas por otros sectores. De este modo, el estanco se consolida como un negocio estable. Como ha ocurrido anteriormente, el estanco soporta los envites de las crisis económicas y sigue siendo un sector refugio.

Distribución

El Informe de Mercado del CMT para diciembre 2020 refleja una caída del 8,12% en la distribución de Cigarrillos, y del 5,22% de Cigarros y Cigarritos, respecto a diciembre 2019. Sin embargo, el tabaco de liar registra un aumento del 3,59% y, sobre todo, el tabaco de pipa (en el que se incluye el tabaco de shisha), ha aumentado en un 44,17%.

Ventas

De la misma forma, el informe indica una caída de ventas del 8,46% en cigarrillos, y del 6,67% en Cigarros y Cigarritos. Sin embargo, las ventas de tabaco de liar han aumentado un 3,44% y el tabaco de shisha un 39,06%.

Por provincias

Además, la tendencia ha sido desigual en el territorio español. Así, aunque las zonas de frontera se han visto más afectadas (dada la limitación de movimiento causada por la pandemia), las zonas de interior han sufrido una caída menor, y en algunos casos incluso han crecido en ventas. Es el caso de Cádiz y Guadalajara, que han crecido un 2,59% y un 0,33%; la primera, probablemente con la restricción de movimiento con Gibraltar y el descenso del contrabando; y la segunda por ser una zona proveedora de trabajadores cercana a la capital, cuya actividad residencial se incrementó durante el confinamiento. Por ese mismo motivo, las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, han sufrido descensos de 6,61% y 7,82% respectivamente, a favor de las poblaciones periféricas, con mayor densidad de población residencial.

Conclusiones

En definitiva, además de confirmarse la solidez del estanco como negocio, los datos indican cambios en el consumo, y reflejan la situación actual causada por el COVID. Por una parte, crecen los segmentos de tabaco de liar y shisha. El primero, probablemente por una cuestión de ahorro; y el segundo, por un cambio en la cultura del tabaco y la tendencia al consumo en el interior de los hogares. Finalmente, los confinamientos y la reducción de la movilidad así como el auge del teletrabajo han propiciado las ventas en zonas residenciales, el extrarradio de las grandes ciudades, en detrimento de las áreas más turísticas y/o centros de negocios, como son las almendras centrales de urbes como Madrid y Barcelona o las capitales de provincia.

1 comentario en «El estanco vende, a pesar del COVID-19»

  1. El estanco, probablemente, sea un puerto seguro. Los que lo supieron ver, en primavera, ahora se niegan a verlo, Es normal. Pero lo saben. Sin ese puerto seguro no hubieran pasado el Rubicón del confinamiento. Ni nosotros.

    Responder

Deja un comentario

dos × dos =