Lecciones del Estanco frente al Coronavirus (2)

Como ya comentábamos en un post anterior, son muchas las lecciones que el estanco puede extraer de la crisis causada por el Coronavirus. En dicho artículo abordábamos el modo en que la pandemia ha modificado los espacios en el estanco, y cómo han cambiado los hábitos de compra de los clientes. En ese sentido, se han abierto nuevas oportunidades y también el estanco se ha visto empujado a adaptarse.

Del mismo modo, el COVID-19 y las restricciones a la movilidad y a la actividad comercial han incidido en otros aspectos. Así, están creciendo algunos segmentos de producto en detrimento de otros. Por otro lado, la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de diversificar los canales de venta.

Tabaco: tipos de consumo

En cuanto al tipo de consumo, aunque es difícil y peligroso generalizar, se ha podido ver una tendencia a cambios de hábito, del cigarrillo a la picadura, por ejemplo, pero también al vapeo y a la shisha. Estos cambios pueden tener su origen en la reducción del poder adquisitivo, pero también en la forma de consumo, al aumentar el tiempo de estancia en los hogares y reducirse las salidas. Con la entrada del invierno, y si vuelven a imponerse medidas que restrinjan el movimiento, es probable que esta tendencia se incremente durante las próximas semanas y meses.

Por último, es muy señalable el cambio de hábito en las formas de pago. Si hasta el momento era frecuente la compra con tarjeta, la pandemia ha incrementado de forma muy importante esta forma de pago en detrimento del efectivo. Para atender a esta demanda es clave contar con herramientas que permitan este medio de pago.

Estanco: segundo canal

El cierre de la hostelería al inicio de la pandemia supuso la caída en picado de la venta de tabaco en el segundo canal (máquinas expendedoras). Las siguientes fases, con apertura paulatina de la hostelería y el levantamiento de las restricciones han permitido una ligera recuperación de las ventas de tabaco en máquina. Sin embargo, nuevas restricciones a la vista permiten prever nuevos descensos de venta en el segundo  canal. Los estancos con un parque de máquinas importante han visto descender sus ventas globales a causa de la pandemia. Los estancos con un parque de máquinas reducido, o sin segundo canal, se han visto, en ese sentido, menos afectados.

Diversificar canales de venta siempre ha sido clave, pero en esta ocasión, ha resultado fundamental contar con unas ventas en mostrador consolidadas. De cara a futuros periodos como los ya vividos, conviene reforzar esa área de la venta, ampliando la cartera de productos, diversificando y prestando especial cuidado a la atención al público para fidelizarlo.

(Continuará)

Ver post relacionados:

Deja un comentario

4 × 4 =